jueves, 30 de diciembre de 2010

Emprender en tiempos de crisis.

En estos tiempos que corren la respuesta de las instituciones cada vez que les plantean cuál puede ser la vía para salir de la crisis es similar: "hay que transformar a nuestra sociedad potenciando los emprendedores y la innovación".
Después de escuchar esto unos cuantos cientos de veces, uno termina asumiéndolo como mantra, lo automatiza y cada vez que alguien le pregunta cuál podría ser la salida a la crisis, lo repite sin ningún tipo de verguenza.
El otro día estuve con un amigo cenando que se lanzó a montar su propia empresa hace un par de años. Le ha ido relativamente bien y ya tiene una veintena de personas trabajando con él. A lo largo de la cena me estuvo contando por el camino que ha pasado, las noches que no ha dormido, los sueldos que no ha cobrado y el dineral que ha tenido que reinvertir. Total, que al final comencé a sopesar la frase de la respuesta a la crisis y me di cuenta del error de fondo que contenía.
El error es cuando dices que hay que potenciar a los emprendedores sin haberlo sido tú. Es decir, que una persona que está viviendo de la política y del partido desde que salió del sistema educativo diga esto desde su punto de vista institucional es igual que si mi hijo de tres años me recomienda qué inversiones tengo que hacer, quizá es valido desde el punto de vista de la legitimidad pero insuficiente a todas luces desde el punto de vista de la experiencia.
El otro error es cuando comentan que debe hacerse con soluciones innovadoras, cuando la mayor parte de los políticos no modifican ni un ápice el sistema de funcionamiento de la Administración y las instituciones desde hace un siglo y pico.
Bajo mi punto de vista, la sociedad tiene que hacerse responsable de su propio estado y el que quiere ser emprendedor, lo va a ser sin que le potencien, el que quiere innovar, lo va a hacer sin que le incentiven. Eso si, al resto, que nos dejen de recetas mágicas sin fundamento ni estrategia.
Feliz Año a todos.

martes, 28 de diciembre de 2010

¿Tú también esperas saltarte el 2011?

Llevo unas semanas observando que las campañas de publicidad que se están realizando estos días muestran una tendencia a la huida hacia el futuro incierto.
Hoy he visto como un cartel felicitaba el 2012 por la llegada de un coche eléctrico. Hace unos días en un correo electrónico una compañía me felicitaba el 2015 porque cumplen 20 años y el otro día Rodriguez Zapatero nos dijo que hasta dentro de 5 años no hay nada que felicitar.
Todo el mundo está cansado de los indicadores económicos, el paro y las miserias del día a día y procrastinamos esperando un futuro lejano mejor.
Si algo te enseñan en consultoría es que hay que hacer de la necesidad virtud. 2011 será tan bueno o tan malo como lo sepamos llevar entre todos y lo que está claro, que te feliciten por el año que te feliciten, el próximo que te toca vivir es el 2011.
Así que felices fiestas y a por el año que viene. En castizo; "nos lo vamos a comer por las patas"

jueves, 23 de diciembre de 2010

El consultor y la multitarea

Durante mucho tiempo he considerado que para ser un buen consultor, uno debe trabajar con todos los canales abiertos para recibir toda la información disponible a lo largo del día.
Notificaciones de correo electrónico, chat para hablar con los compañeros de la compañía (corportativo y Skype para proyecto), Buzón de voz para no perder ni una llamada.
Desde que estoy centrándome en temas de productividad, he descubierto que:
1º El ser humano no es multitarea. Viva las colas FIFO
2º Los notificadores sólo interrumpen lo que estás haciendo y al final no terminas haciendo nada.
3º El buzón de voz es un arma que utiliza la gente dejando tareas importantes para que las revises y se olvidan del tema.
Hoy ya he solucionado las tres cosas.

martes, 21 de diciembre de 2010

Ley Sinde


Cuando una norma se conoce por el nombre del político que la impulsó, normalmente no trae nada bueno.
JRM.

Como yo sólo abro el cartapacio los martes y los jueves, me veo a hacer mi pequeña oposición a la Ley Sinde a destiempo.
No a la Ley Sinde.
Espero que el jueves nos podamos leer con más normalidad.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Consultores de provincias.

Las Palmas de Gran Canaria es la séptima ciudad del país por número de habitantes, pero al final, 450.000 personas no son muchas para no conocerse por la calle.
Poco a poco voy conociendo -de vista, por relaciones, por reuniones- a los consultores que están en otras empresas y al verlos por la calle, rápidamente te llama la atención que van andando y con las manos vacias.
Para alguien que viene de Madrid, eso es impensable. En Madrid, cuando sales de casa, sabes que no vas a volver en 12-16 horas. Revisas el maletín para ver que llevas el cargador, el portátil, los móviles, toda la documentación que podrías necesitar, alguna chuchería para entretener el hambre, un libro para enfrentarte a la hora y pico de transporte, un abrigo y paraguas en invierno, gafas de sol en verano, la bolsa del gimnasio y otras doscientas cosas que te terminan provocando una escoleosis de campeonato.
Alguna vez me ha contado algún consultor la "tragedia" vivida cuando salió de su casa y en medio del atasco se dio cuenta que se había olvidado el ordenador - a perder toda la mañana en volver-.
Aquí, ves a la gente con el traje -de primavera siempre- y las manos en los bolsillos. Un verdadero choque cognitivo.
Yo me sigo llevando el ordenador a casa por sistema. La verdad es que ahora que tenemos bastantes cosas en "la nube", igual debería comenzar a adaptarme a las costumbres locales.

martes, 14 de diciembre de 2010

Cuenta cuánto queda.

Promesa de enmienda:
A partir de ahora, cuando tenga una reunión, montaré una agenda, confirmaré los asistentes, revisaré el sitio de reunión, no me saldré del guión propuesto, no dejaré que los que intervengan se desvíen, levantaré acta como fiel reflejo de los acuerdos, definiré las siguientes actuaciones y cerraré la reunión cuando terminemos y no 30 minutos después.
(Sacado de la oración del consultor para el mantenimiento de reuniones eficaces).

jueves, 9 de diciembre de 2010

Gestión del tiempo.

Últimamente estoy muy volcado en temas de productividad y en especial, el control de las tareas a nivel personal y laboral. Hay una metodología muy conocida y que lleva bastante tiempo funcionando que se llama GTD y que es la que he adoptado.
He hecho los deberes, me he comprado el libro del inventor de la metodología (David Allen "organízate con eficacia") y estoy poco a poco adoptando esta forma de trabajar. Como requiere cierta disciplina, no es algo que te transforme la vida de un día para otro.
Una de las problemáticas que se quedan abiertas con la lectura del libro son las herramientas de soporte que se deben utilizar para la gestión de cientos de tareas que genera la metodología (si le echáis un vistazo, como se comienza a apuntar absolutamente todo, la verdad es que se transforma en una lista sin fin de cosas por hacer -o es que yo tengo muchas cosas que hacer).
En varios post anteriores he comentado distintas soluciones que uso para gestionar la información, tanto a nivel profesional como personal. He realizado un pequeño mapa de sistemas con el proceso que recomienda GTD para la gestión de tareas.
Entre las aplicaciones que utilizo están:
- Google Calendar; imprescindible para las citas puntuales y para las referencias de las actuaciones a realizar en un día concreto. Cloud computing accesible desde cualquier dispositivo que llevo encima.
- Evernote; el gran almacén digital. Meto toda la información y me permite realizar búsquedas precisas por palabra, libreta y etiqueta. Me permite encontrar hasta palabras que salgan en imágenes tomadas con cámara. Recomiendo la versión gratuita de 40mb hasta que comprobéis que necesitáis la de pago, ya que yo, todavía, no lo he necesitado.
- Toodledo: Mi gestor de tareas. Muy relacionado con GTD. Recomiendo la lectura de las FAQ dónde viene como adaptar el servicio a la metodología GTD. Cloud computing y con sincronización a todo tipo de aplicaciones. Estoy evaluando la versión de pago y creo que merece la pena, aunque mi recomendación es primero familiarizarse con la versión gratuita, luego probar los 9 días de trial de la de pago y luego decidir.
- 2do: Mi cliente toodledo para iPhone e iPad. Muy bonita y bien diseñada. No sincroniza toda la información con toodledo pero se pueden utilizar las etiquetas para emular la sincronización perfecta.
- Taskangel: Mi cliente toodledo en los ordenadores. Este es al contrario; tiene mucha más información en local que la que sincroniza con toodledo. También se puede emular la sincronización perfecta con etiquetas.
He incluido un gráfico que me monté a la hora del café de ayer para que veáis mi organización por si os convence. Podéis acceder al mismo desde este enlace.

martes, 7 de diciembre de 2010

jueves, 2 de diciembre de 2010

El lenguaje de las actas.

Alguna vez he tratado en este blog y en mis clases de gestión de proyecto el tema de las actas de las reuniones. Para mi resulta fundamental utilizarlas desde el principio del proyecto por varias razones:
- Refleja claramente para qué ha valido una reunión. Si no hay acuerdos adoptados, has pasado un buen rato y poco más.
- Es la forma que todos tenemos claro lo que se ha dicho. Más allá de interpretaciones y de "yo dije que".
- Crea disciplina en el grupo y metodología de trabajo.
Los consultores no nos libramos de las actas sea cual sea la posición que ocupemos. Yo he visto hasta socios de grandes empresas de consultoría levantar actas de reuniones. Por tanto, la disciplina de levantar el acta debe comenzar a practicarse desde el principio de la carrera profesional del consultor (así que si eres un "pitufo" que estás leyendo estas líneas y crees que hacer actas es un castigo, con esto te digo que estás aprendiendo algo que te va a resultar de mucha utilidad para e futuro).
El estilo personal de cada uno influye en que la gente las valide mejor o peor, pero yo cada día estoy más en la línea minimalista. Eso de "por parte del cliente se ha comentado que...." ha pasado a la historia.
Hace un tiempo, en un blog muy bueno sobre productividad, vi un post sobre las "actas 2.0" que al menos, recomiendo echar un vistazo. Propone un diseño de acta con la información mínima para realizar un seguimiento de los acuerdos de la reunión, la prioridad de los mismos y la persona encargada de su cumplimiento.
La misión que me he puesto hoy es presentar una plantilla con este formato a mi JP a ver si la adoptamos y entramos en la corriente minimalista de pleno.