domingo, 27 de febrero de 2011

El cartapacio del cartapacio. Cuadernos de trabajo

El formato blog permite redactar de forma rápida noticias, pequeños artículos e incluso da cabida para fotografías, pero cuando estás en pleno proceso creativo, el blog no te permite hacer un seguimiento, ni muestra la evolución, ya que está preparado para información previamente "cocinada".
Llevo un tiempo dando vueltas a qué podría ser un buen soporte para contener la información con la que todavía no he terminado de trabajar (proyectos pendientes, deseos, citas escogidas para futuros trabajos, etc) y al final he pensado que un wiki es la mejor forma de trabajar.
Por tanto, señoras y señores, les presento el wiki Cartapacio del Cosultor. Espero que sea de su gusto y que en algún momento, podamos colaborar en él -de momento he limitado la edición a aquellos que estemos suscritos para evitar posibles problemas-.

miércoles, 23 de febrero de 2011

El parking de everis Canarias


El parking de everis Canarias, originalmente cargada por tuxland.

Siempre quise tener una plaza de parking justo enfrente de la oficina. Desde que vivo en Las Palmas lo he conseguido :-)

martes, 22 de febrero de 2011

Las vacaciones: un proyecto más.

Ahora que se acaba el año fiscal para mi compañía, se agota el periodo para solicitar las vacaciones y en los proyectos comenzamos a cuadrar los días restantes de 2010 como podemos.
Normalmente en consultoría esperamos a los periodos bajos de actividad o los interproyectos, pero no siempre cuadra y al final termina siendo todo en el último momento, sin disfrutarla realmente para los empleados y siendo un perjuicio para los proyectos.
Al final, las vacaciones se deberían planificar en los proyectos como una actividad más, pero como siempre, los consultores -y aquí me incluyo- estamos más a lo urgente que a lo importante.

jueves, 17 de febrero de 2011

La importancia de un buen servicio de documentación.


Todos los consultores, antes o después, nos enfrentamos a la dura prueba de explicar a un familiar a qué nos dedicamos: los que se dedican a consultoría tecnológica, terminan simplificando y diciendo que trabajan de informáticos, los que se dedican a consultoría de negocio terminan diciendo que se dedican a la gestión.
En mi caso -con mayor o menor suerte- intento explicar que nos dedicamos a vender conocimiento.
El valor de un consultor es directamente proporcional a los conocimientos adquiridos ya que le dan la posibilidad de resolver un mayor número de consultas de nuestros clientes.
En todas las compañías por las que he pasado siempre he hecho uso de los recursos que me ponía la compañía para documentarme sobre los proyectos. Las grandes consultoras siempre tienen un departamento que informa sobre las novedades del sector o te mandan informes específicos.
En este apartado tengo que resaltar que el Centro de Documentación de Everis es, con diferencia, el servicio de documentación que mejor servicio da a los consultores.
Cuenta con una biblioteca a disposición del personal de la compañía en la he encontrado informes que me han sacado de más de un apuro en algún proyecto. Tienen un listado de suscripciones enormes y realizan el esfuerzo de publicar las novedades más destacadas por sector. Generan un dossier de prensa sobre consultoría periódico que hacen llegar a todo el que esté interesado. En general, un servicio que siempre debería estar en la mente de un consultor cuando aborda un nuevo proyecto.
Espero que este post sirva para dos cosas; la primera, agradecer a las personas que trabajan en el CDOC su trabajo y esfuerzo. La segunda, para que los consultores más junior -y no tan juniors- que desconocen en su compañía el servicio de documentación, lo utilicen para documentarse. Os puedo asegurar que tienen información mucho mejor que la Wikipedia y que Google.

martes, 15 de febrero de 2011

¿Qué entendimos mal cuando comenzamos a trabajar?

Tengo una profesión que va por objetivos. Éstos objetivos no son sólo personales; son de empresa, de sector, de dirección. Todo está pensado para mantener una tensión en el trabajo diario. La zanahoria está siempre visible y en la mayor parte de las ocasiones, no es necesario recurrir al invisible palo.
A nadie le interesa mucho cómo se ha conseguido, el esfuerzo que ha costado o a quién has tenido que matar. Lo principal es conseguir el objetivo alcanzado y que el gross margin sea lo más abultado posible.
Es un sector bastante competitivo. Quien trabaja con tesón puede llegar bastante lejos siendo joven. El resto suelen ser reciclados por un sistema que antes de la crisis tenía un 24% de movilidad anual media (que cada cuatro años teóricamente renueva las empresas por completo).
Mucha gente, tras la lectura de los primeros párrafos, consideraría el sector bastante indeseable.

Leyendo hoy "La Provincia", en una entrevista a A. Schelicher, uno de los expertos que ayudan a la elaboración del informe PISA encuentro las siguientes perlas:

  • "La mejora del rendimiento escolar tiene que contar con que los padres y profesores asuman la importancia de ser ambiciosos con el éxito".
  • Respecto a los estudiantes de familias pobres y de familias ricas "..no es justo comparar a estos dos estudiantes, pero cuando salgan del sistema educativo, van a estar en el mismo mercado laboral" 
  • Y la última perla; "no se trata de crear leyes. Hay que crear un entorno en el que los colegios tengan una responsabilidad importante porque trabajan en un sistema educativo donde se tiene que generar y compartir el conocimiento". 

Igual es que alguien nos lo contó mal y deberíamos cambiar nuestra forma de pensar...

jueves, 10 de febrero de 2011

La UE. Cuanto más cerca, más lejos.

Hace bastante tiempo que por este país no recorre ni una brisa de europeísmo. Todos nos hemos acostumbrado a los Erasmus, a poder viajar fuera sin pasaporte, a no cambiar de moneda, pero los viejos principios de la Europa unida han ido decayendo a la misma velocidad que la crisis se ha desarrollado.
Yo todavía recuerdo hace algunos años la importancia que dábamos cuando se aprobaba la Carta Social Europea o se estaba haciendo un nuevo Tratado. Hoy por hoy, creo que los consultores en Administraciones Públicas, excepto por alguna subvención co-participada, no tenemos en la cabeza a la UE para prácticamente nada.
Para no sólo hacer un "mea culpa", voy a reflexionar sobre el Plan de Acción Europeo sobre la Administración Electróncia 2011-2015 que ha caido en mis manos. Aquí se demuestra que la UE tiene menos en la cabeza a sus ciudadanos que nosotros a la UE.
Según el documento, la Comisión ayudará a los estados dándoles apoyo concertando objetivos, organizando intercambio de conocimiento, impulsando estudios muy sesudos sobre la situación de la Administración Electrónica en los distintos países, y ayudando a la coordinación entre los distintos actores.
Hacía mucho tiempo que no veía un supuesto plan de acción con tanto humo por renglón. Si alguien quiere construir un plan de acción como mínimo situa acciones concretas y medibles dentro de unos parámetros temporales.
Se confunden los objetivos con las tareas y al final, está muy bien que la UE realice un documento donde el peso de la ejecución sea asumido completamente por los estados (que lo haga el vecino, que tiene más tiempo).
Cuando plantean el lanzamiento de procedimientos entre países, me suena a chiste, especialmente viendo que dentro de cualquier organización local cuesta un triunfo sacar un procedimiento.
Cuando hablan de la reutilización y se dan un plazo hasta 2015, supongo que quien lo ha diseñado no se ha encontrado con el caso español, dónde hay 17 CC.AA con sistemas que son incompatibles entre ellos.
En resumen, cuando comencé la lectura del documento (cuyo subtítulo, para más inri, es "aprovechamiento de las TIC para promover una administración pública inteligente, sostenible e innovadora") creí que me valdría para mi proyecto, ahora que lo he terminado se que me ha valido para publicar un post.

martes, 8 de febrero de 2011

El consultor fajador.

Cuando era joven estuve unos cuantos años practicando full-contact con un entrenador que era una mala bestia. En aquel momento no me di cuenta, pero nos metíamos unas buenas palizas. Todavía recuerdo mi madre intentando convencerme que lo dejara cada vez que llegaba con los ojos amoratados.
Para tranquilidad de mis queridos lectores, de aquella época no ha quedado ningún recuerdo ni en mi cuerpo -y en apariencia-  en mi mente y actualmente dudo que pudiera encajar un mal uppercut sin caerme al suelo.
Lo que si me ha quedado de aquella época son unas cuantas recomendaciones que me daba mi entrenador a chillidos mientras peleábamos. Una de las que recuerdo con más cariño era que siempre se debe mostrar una cara impertérrita. Ni alegría ni dolor, simplemente concentración.
Da igual los golpes que uno esté recibiendo, duele lo mismo un golpe poniendo una mueca que poniendo cara que aquí no pasa nada.
La principal diferencia es que de la segunda forma, el contrincante comienza a dudar de sus golpes. Ya no ve tan claro que te pueda tirar a la lona, comienza a acelerarse, a intentar colocar más golpes y a cometer fallos.
Trasladado al mundo del oficinista -que no somos especialmente guerreros- mantener el tipo delante del cliente/equipo/jefes cuando vienen mal dadas creo que es una de las cualidades que se deben aprender. Sin acelerar la respiración, sin poner gestos, sin poner excusas titubeantes, sin echar la culpa a terceros. El mostrarse profesional muchas veces te reviste de una razón que cualquier otra postura, por mucha razón que tengas, no te confiere.
Por cierto, para todos aquellos oficinistas que si se sienten guerreros, os recomiendo "un día de furia" para que comprobéis que la ira mal contenida no lleva a nada bueno :-)

jueves, 3 de febrero de 2011

Practicando la productividad.

En algún momento he comentado que mi compañero y jefe de proyecto y yo estamos haciendo una pequeña "competición" para ver quién implanta un método para aumentar la productividad del equipo y hacer nuestro trabajo más eficiente.
Hemos dado un paso más allá. Ayer estuvimos hablando de las continuas interrupciones que tenemos entre nosotros, ya que nos sentamos a menos de dos metros y terminamos haciéndonos preguntas de manera constante.
Recordando diversos sistemas, nos acordamos de una empresa de desarrollos informáticos para dispositivos móviles en la que se compraron -chalecos reflectantes y, cuando la gente lleva puesto el chaleco, quiere decir que está concentrado y no se le puede molestar.
Como nosotros somos más elegantes y con el traje queda bastante mal un chaleco amarillo, hemos decidido ponernos franjas de trabajo y franjas para poder intercambiar opiniones.
Hoy ha sido el primer día. Ha habido alguna infracción, pero la cosa no ha terminado mal.
El sistema que hemos puesto ha sido el siguiente:
  • De 9.00 a 9.20-> Si es necesario, reunión para planificación. Intercambio de opiniones, etc.
  • De 12.00 a 12.20
  • De 14.30 a 14.45-> Esta franja normalmente es para discutir dónde vamos a comer y por qué no nos hemos ido ya.
  • De 18.40 a 19.00-> Cierre del día.
El resto del tiempo, silencio monacal.
Y vosotros, ¿cómo trabajáis en equipo?.

martes, 1 de febrero de 2011

CV=140

Vía @jmbolivar he leído que existe una nueva modalidad de currículo,  el Curriculum Tuitae, es decir, tienes 140 caracteres para vender tu imagen. Esto no pasaría de lo anecdótico sin no fuera porque lo he leído en el blog de la red de empleo de las Cámaras de Comercio.
Esta noticia me lleva a la reflexión de si esta tendencia a la simplificación no está pasando de castaño oscuro. Desde hace años, yo meto una "entradilla" en mi currículo, pero que sirve para enganchar con el resto y sólo tiene coherencia si los siguiente que se lee es mi experiencia y formación.
Si esto se pone de moda, pienso hacerme rico montando un script de 10 líneas para departamentos de RR.HH para "trillar" currículos (ya se sabe, que si no puedes con ellos, únete y saca beneficios).
Por cierto, mi aportación a esta nueva modalidad
"Gestor de Proyectos en organización y procesos 10 años exp. en las áreas de consultoría estratégica y tecnológica, especialmente en AA.PP."