jueves, 28 de marzo de 2013

Esta semana...

El consultor del Cartapacio esta semana ha decidido cambiar su post por hacer torrijas para la familia. Feliz Semana Santa

martes, 26 de marzo de 2013

Bajando al barro....

Hace mucho tiempo escribí sobre la mejor consultora que he conocido, la ferretera de mi anterior barrio. Con un profundo conocimiento del negocio, sabía cuándo merecía la pena invertir 20 min en explicarte cómo se ponía una pieza de cinco céntimos porque significaba que a la siguiente te vendería una de cuarenta euros y también sabía darte la solución más adecuada al problema o necesidad que le contabas.
Los consultores "industriales" básicamente les instruyen para tener suficiente resistencia al "marrón" como para enfrentarse con cualquier proyecto sin tener un amplio conocimiento en el tema. Al consultor se lo venden como una "oportunidad" mientras que al cliente se lo venden como un "experto". Es algo que nunca he entendido en este negocio y no llegaré a entender.
Sigo pensando que cuando un cliente acude a una consultora busca a alguien versado en la materia. No pasa nada por decir que de un tema no se tiene suficiente conocimiento como para realizar un proyecto, posiblemente esa sinceridad sea recompensada con otra oportunidad en otro momento. Si fuéramos lo suficientemente sinceros como para enviarlos a alguien que si tiene conocimiento de la materia habríamos realizado una estupenda actuación de consultoría, pero con los tiempos que corren y la facturación por los suelos, esto no puede ser más que una quimera.
Cada día veo en mi entorno proyectos con precios más bajos (especialmente en sector público que se han acostumbrado a pensar que lo que vale 100 es porque todo el mundo le engaña y realmente vale 20, así les va). Esta bajada de precio, en muchos casos va aparejada a una bajada del nivel de experiencia del equipo. Esto termina suponiendo problemas en el proyecto que suponen mala fama para el sector, lo que conlleva mayores bajadas en las ofertas.
En resumen, un círculo vicioso que sólo se puede romper con la estrategia de la ferretera de mi antiguo barrio:
- No opines (profesionalmente) de lo que no sabes.
- Envía a quien tiene el conocimiento cuando sabes que otro tiene la solución.
- Invierte en aquellos clientes que sepas que van a volver.
- Vende cuando estés seguro que tienes la solución (no cuando tienes un PowerPoint con un planteamiento "a alto nivel").
Cumpliendo estos cuatro sencillos puntos mantendremos precios, calidad de los proyectos y devolveremos la consultoría el prestigio perdido.

jueves, 21 de marzo de 2013

La mochila del consultor.


Todos los consultores que conozco con una cierta carrera profesional tienen un disco duro con dos copias en el que recogen por año todos los proyectos que han ido realizando.
Es una práctica común y te permite recuperar contenidos. Siendo mínimamente metodológico, en tres años puedes contar con suficiente información que permita vivir más cómodo ejecutando los proyectos.
De los distintos proyectos, excepto que el acuerdo de confidencialidad así lo especifique, guardo los siguientes documentos:

  • Oferta.
  • Entregables al cliente (normalmente elimino los borradores y me quedo con la versión definitiva editable).
  • Plantillas utilizadas. Nunca se sabe si vamos a volver al mismo cliente.¡
  • Elementos gráficos. Esto son las imagenes específicas del proyecto, no el banco de imagenes que tengo por defecto para los proyectos.
  • Listado de contactos. Los guardo en mi correo, así como hago una limpieza de aquellos que se que no voy a contactar en el futuro.
  • Documentación administrativa del proyecto.

Normalmente no me interesan ni correos electrónicos (son información de pura transacción la mayor parte de las veces) ni la documentación del cliente que o suele ser bastante restrictiva para su uso o no suele ser de utilidad para terceros.
Todos los proyecto los agrupo por años y por cliente, de manera que tengo una referencia temporal y funcional de dónde pueden estar los documentos.
Bonus: Si utilizas Evernote como almacen digital o algún sistema que indexe la documentación (google desktop, etc) puedes encontrar incluso párrafos que considerabas interesantes para futuros usos.

martes, 19 de marzo de 2013

La reputación del consultor

Los consultores dependemos completamente de nuestra reputación profesional. Ésta se compone de tu talento, tu experiencia, tus aptitudes y las cualidades que perciben tus clientes sobre tí.

En este periodo de crisis donde abrir en nuevos clientes es misión imposible y mantener los propios supone un juego de malabares con diez pelotas, olvidarnos de la reputación profesional es fácil, pero supone un grave perjuicio para nosotros como desarrolladores de negocio a muy corto plazo.
Actualmente la única reputación que parece importante es la que se refleja en las redes sociales, pero al igual que no te van a entrar clientes fácilmente por ellas, no son a su vez el ámbito profesional que te debería preocupar más en el momento de consolidar una reputación estable. Con que "no metas la pata" con opiniones políticas hirientes, salidas fuera de tono o cualquier asunto que pueda herir la sensibilidad de un cliente, es más que suficiente.
La verdadera reputación es aquella que se consolida en el día a día y que conlleva un trabajo de fondo importante. En los distintos proyectos, en las distintas empresas por las que pasas. Aquellos colegas de trabajo con los que has trabajado y tienen un buen recuerdo tuyo.
Un mal proyecto en un espacio geográfico pequeño puede suponer la perdida de todas las oportunidades comerciales de las que disponías. El boca a boca corre mucho más rápido que cualquier posible explicación que puedas prestar y si viene e un cliente habitual tendrá mucha más repercusión.
Así que la recomendación de la semana es cuidar tu reputación con un buen trabajo. No hay cliente pequeño ni trabajo con tarifas bajas. Un buen trabajo te asegura mantener tu reputación profesional al nivel deseable para que mantengas a tus clientes y tengas oportunidad de abrir nuevos.

jueves, 14 de marzo de 2013

La consultoría es como la terapia. Escucha al cliente y dile lo que ya sabe.


Este post me pareció muy bueno. Un poco desordenado en las ideas, pero no quería completarlo sin reflexionar sobre el texto. Lo que os presento es directamente mi traducción y próximamente lo completaré con mi visión.


"La consultoría es un negocio duro. Es muy sencillo enredarse con problemas técnicos y perder de vista el problema real. Como alguien dijo; todos los problemas en los negocios son problemas relacionados con las personas. O como otra persona dijo; Si tu problema se puede solucionar simplemente gastando dinero, no tienes realmente ningún problema.
La consultoría es como la terapia y a veces como la terapia de grupo, donde las interacciones entre los distintos miembros de la organización son el verdadero problema. Los consultores deben escuchar y guiar la discusión y a veces, decir a las personas aquello qeu saben pero no quieren hacer.
Así como cada psiquiatra o terapeuta tiene su propio terapeuta, los consultores deberían tener sus propios consultores para mostrarles aquello que no pueden ver. Quizá no tanto como un terapeuta, pero si al menos ser miembro de varios grupos de autoayuda."

Vía Linkedin por David R. traducción Javier Ruiz.

lunes, 11 de marzo de 2013

Diploma en Gestión Estratégica y Gestión de Calidad en la prestación de los Servicios Públicos


El Centro Superior de Estudios de Gestión, organismo adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, ha abierto el plazo de matrícula para el Diploma en Gestión Estratégica y Gestión de Calidad en la prestación de los Servicios Públicos, una actividad de formación que cuenta con la colaboración de Asesores y Consultores en Administraciones Públicas, ACAP, tanto en su diseño como en su ejecución, desde la órbita de la Ciencia de la Administración.
El objetivo general del curso es generar unos  principios básicos sobre los servicios públicos que permitan su clasificación para, a continuación, estudiar cómo se organizan las Administraciones públicas para prestar aquellos servicios que proveen bienes públicos a la ciudadanía. De la misma manera, se procederá a  determinar cuáles deben ser los criterios que deben seguir las  organizaciones dependientes de la administración pública  dedicadas a la prestación de ese tipo de servicios, de tal forma que puedan llevar a cabo tanto una gestión estratégica como una gestión de calidad.
Entre el profesorado del Diploma se encuentra Eduardo Gutiérrez Díaz, Director General de ACAP y uno de los mayores expertos nacionales en políticas públicas de modernización administrativa,  y Arturo Martínez Ronda,  Director del Área de Gestión Publicas de la empresa y reputado experto en calidad normativa y en gestión de calidad.

Puede obtenerse más información sobre el Diploma bien por teléfono (911 280 288), bien mandando un correo a la dirección gestioneyc(arroba)grupo-acap.es

jueves, 7 de marzo de 2013

Las consultoras medianas y la situación actual.


Un antiguo jefe tenía un dicho: "No sé lo que se siente al ser de los mejores, pero es terriblemente duro sobrevivir en el medio". Esta frase se cumple especialmente en el sector de la consultoría, dónde la vida para las consultoras de tamaño medio es una verdadera lucha diaria.
En los últimos años de crecimiento (2003-2008) hubo una expansión de consultoras de tamaño medio debido a múltiples factores: socios de consultoras grandes que iniciaban su andadura en solitario, mayor inversión de capital riesgo en consultoría atraído por interesantes márgenes, clientes atractivos en el sector; pero todos esto desapareció hace ya un par de años debido a la crisis económica, lo que ha afectado principalmente a las consultoras de tamaño pequeño y medio.
Las grandes empresas han sabido mantener sus beneficios aunque sea entre el 4% y 6% anual y han ido adaptando su portfolio de servicios para explotar la situación de crisis (servicios orientados a la optimización de procesos, a redimensionamiento de compañías, etc).
Las “pequeñas” se han encontrado sin financiación y sin clientes con capacidad de inversión. Esta doble trampa ha acabado con gran número de ellas poniendo en el mercado a un enorme número de consultores freelance que sobreviven gracias a contratos en sus clientes de referencia.
Para aquellas consultoras medianas que se encuentran en problemas, existen todavía algunas soluciones que pueden intentar tomar.
Para aquellas que dispongan de soluciones nicho –ya sean de negocio o tecnológicas- existe la posibilidad de ser compradas por compañías más grandes con “músculo financiero” que vean dichas soluciones interesantes. Aquí entramos dentro del espinoso tema de que el personal directivo de la pequeña empresa tiene que asumir estar bajo las órdenes de terceros.
Otra de las oportunidades existentes es orientar el negocio hacia la internacionalización. Existen países emergentes en los que el sector de la consultoría sigue siendo muy interesante y en los que todavía hay un importante margen en los proyectos; Brasil, Colombia, Oriente Medio. Esta opción implica una apuesta que conllevará seguramente una inversión y para obtener resultados a corto plazo,  acuerdos con empresas locales que permitan abrir clientes.
El problema es que un sector como este en el que una de las señas de identidad es el cambio, hay veces que es muy conservador. Los miedos a cambiar el modelo de negocio, así como las actuales limitaciones presupuestarias hacen que quede poco margen de maniobra para estas consultoras medianas que se están devorando las unas a las otras en una guerra de precios en los clientes.

martes, 5 de marzo de 2013

Diseño de procesos al límite.

Hoy os traigo la herramienta de soporte más bizarra que he encontrado para el diseño de procesos de negocio en la empresa usando BPMN.
El vídeo es de un minuto, pero merece la pena que lo veáis para haceros una idea.


No se hasta que punto ha tenido éxito el sistema, ya que el vídeo afirma que gracias a la utilización de avatares, el diseño de los procesos de manera colaborativa se simplifica.
Yo cuando comencé a diseñar utilizábamos un flipchart, post-it para definir las actividades y al finalizar la sesión, enrollábamos el papel para luego diagramar las conclusiones de la sesión.
En mi opinión, creo que le damos demasiada importancia a las herramientas y nos olvidamos de lo realmente importante que es el levantamiento de los procesos de la organización.
Podéis encontrar más información en http://bpmve.blogspot.com.es/