martes, 26 de agosto de 2014

En crecimiento

Siempre lo miro con cierto escepticismo, pero ahí va la apuesta de crecimiento de Deloitte para el próximo año: 1200 personas.
Así que ya sabéis queridos consultores, agregaos a esta empresa en vuestros rss, Linkedin e Infojobs.
Vía Expansión http://www.expansion.com/2014/08/11/directivos/1407780325.html 
Vía Deloitte http://www2.deloitte.com/es/es.html#

viernes, 22 de agosto de 2014

Ayuntamientos 2.0 en Las Palmas

No suelo poner noticias locales, pero siempre me hace ilusión que alguna administración ponga trámites telemáticos en su organización (será el cariño que le cogí de tanto implantarlos)
Mungest es un clásico en la administración electrónica municipal. Me alegro que todavía anden por ahí, su producto es sencillo pero muy estable.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria permitirá al ciudadano realizar a través de su teléfono móvil todas las gestiones administrativas que este jueves ya puede completar por internet, desde la obtención del certificado de residencia en la ciudad hasta la presentación de una factura.

Para ello, el Consistorio ha suscrito este jueves un convenio con dos empresas tecnológicas, eSignus y Mungest, que se encargarán de desarrollar la aplicación para móviles y coordinarla con los sistemas informáticos municipales.

"El objetivo de esta herramienta es simplificar todos los procesos electrónicos que ya están en funcionamiento mediante el teléfono móvil", ha apuntado el coordinador general de Presidencia y Seguridad, Claudio Rivero.

Los residentes del municipio capitalino deberán personarse previamente en las oficinas municipales para autorizar la identificación con su teléfono móvil que le permitirá realizar distintos trámites administrativos.

Esta herramienta permitirá al ciudadano acceder a través de la Ventanilla Virtual a la realización de más de 200 gestiones como la obtención de certificado de empadronamiento, autorizaciones de obra menor o la presentación de facturas, entre otros.

Además, permitirá la firma y generación de certificados electrónicos que amplían las actuales funcionalidades que ofrece el portal virtual del consistorio capitalino.

La introducción de esta herramienta permite que la Administración esté disponible las 24 horas del día durante todo el año, con lo que se disminuye la duración de las gestiones así como la necesidad de desplazamiento hasta las oficinas municipales.


Vía Canarias7

martes, 12 de agosto de 2014

El precio del talento en la consultoría


¿Qué tarifa se está dispuesto a pagar por servicios profesionales de consultoría? Normalmente, en función de la necesidad.

Recientemente ha saltado un escándalo en el gobierno inglés derivado del gasto que asume la administración por la contratación de consultores para el apoyo en proyectos.

La argumentación de Derek Kelly, Director General de Optionis me ha parecido tan buena que he traducido el artículo completo.

Mientras en España se paga la "consultoría" del sector público al peso y sin criterio de calidad (de estos polvos vendrán los futuros lodos), existen argumentos más que razonables para mantener tarifas altas para la elaboración de proyectos específicos en los que se necesitan perfiles de alto nivel.

Os dejo la entrevista traducida.

A raíz de una investigación de Newsnight (algo parecido al “Informe semanal” en España) sobre Whitehall, el Director General de Optionis, Dereck Kelly, ha declarado que los consultores externos son "una pieza vital en la máquina Whitehall'.

El programa de la BBC demostró que al menos 30 consultores que trabajan en los departamentos del gobierno, el año pasado facturaron entre 1.000 a 2.000 libras al día. El Departamento de Transportes, por ejemplo, estuvo trabajando con 10 consultores de este “caché”, mientras que el Ministerio de Defensa comentó que había contratado recientemente a alguien que facturaba hasta 3.000 libras al día. Otras cifras muestran el Ministerio de Defensa gastó 137 millones de libras en el año pasado en "asesores técnicos".


Los sindicatos y los grupos de presión reaccionaron airadamente a la información que salió en el programa, pero Derek Kelly ha sugerido la oposición está fuera de lugar. 


"Los consultores juegan un papel importante para garantizar que proyectos complejos e importantes sean entregados a tiempo, y son una pieza vital en la máquina de Whitehall", dijo. "Su contribución debe ser reconocida y valorada. En estos tiempos de austeridad realmente aportan valor en el trabajo que realizan, a pesar de suponer un titular muy llamativo”.
 

"A pesar de lo llamativo de las cifras, los consultores no representan un gran coste para las arcas públicas. Se les contrata directamente como profesionales, no se les paga ni la Seguridad Social ni tienen vacaciones pagadas y no suponen un costo para las pensiones en el futuro. "Por el contrario", continuó, "el coste de un funcionario es unas £ 500 al día. Tristemente, estos asuntos raramente aparecen en los medios y se discuten abiertamente".
 

Kelly llegó a sugerir que tras el reciente escándalo de funcionarios de alto nivel que fueron descubiertos dando servicios personales mediante empresas (PSCs), lo último que necesita el sector público es una nueva caza de brujas.
 

"El gobierno, con razón, a menudo quiere contar con el mayor talento para trabajar en un proyecto específico para un corto período de tiempo", señala. "En estas circunstancias, la incorporación de asesores - incluso en las altas tasas de día - es más rentable y sensata que la contratación de trabajadores fijos."

 La entrevista me recuerda a la famosa anécdota del ingeniero Charles P. Steinmetz y cuando cobró 10.000 $ por hacer una raya con tiza. Si no conocéis esa anecdota, no os la perdáis. Podeis leerla aquí.

The global recluiter. Traducción Javier Ruiz.

lunes, 11 de agosto de 2014

Trucos para incrementar la productividad, la motivación y el compromiso.

Este año para las formaciones de Dirección de Operaciones voy a reforzar uno de los aspectos más complejos en las organizaciones y que el otro día comenté, todo lo tocante a la Complejidad Organizacional. Si una consultora ha trabajado este aspecto durante su historia han sido los chicos de BCG. Por ello, voy leyendo todo lo que han generado.

De las cosas más interesantes que he visto, ha sido la conferencia TED de Yves Morieux, socio de BCG, en la que habla de seis aspectos fundamentales para incrementar la productividad, la motividad y el compromiso con la simplificación de las operaciones en la organizaciones:

  1. Entiende lo que los otros hacen.
  2. Elimina reglamentos y directivas. Apoya a todos aquellos que actúen como integradores de los grupos y transformalos en gerentes de tu organización. Dales capacidad de decisión y obliga a que los demás cooperen con ellos. Mientras, elimina todas aquellas normas que están encaminadas a reduccir la discreccionalidad de los gerentes. Si tienes los gerentes que quieres, ¿para qué los quieres limitar?
  3. Incrementa la autonomía de decisión que tiene todo el mundo en tu empresa. Potencia que tu personal pueda arriesgarse. Si crees que es peligroso que tu personal se arriesgue, espera a comprobar lo que supone ser el único que toma decisiones y ya verás.
  4. Crea sistemas que permitan revisar a las personas el resultado de sus actuaciones. A mayor autonomía, mayor responsabilidad, pero deben tener la posibilidad de revisarlo.
  5. Incrementa la reciprocidad eliminando aquellos puestos de trabajo que pueden realizar su tarea sin contar con nadie en la empresa.
  6. Recompensa a aquellos que colaboran y castiga a aquellos que no.
En resumen, crea un sistema que todos dependan unos de otros para cumplir los objetivos de cada puesto de trabajo y verás como surge una conciencia de colaboración que facilita el cumplimiento de los objetivos de la organización y genera un compromiso grupal.
Si crees que es interesante, pero no sabes como empezar en tu organización, contacta conmigo. 
La conferencia completa, puedes acceder a ella aquí.


viernes, 8 de agosto de 2014

Los negocios contra la burocracia de las empresas

Peter Drucker dijo una vez que "Gran parte de lo que llamamos gestión consiste en hacer que sea difícil para la gente a trabajar."

Nueve años después de la muerte del gurú de la administración, su observación es más cierta que nunca: los empleados a menudo tienen que trabajar en una verdadera selva de dificultades –desde las interminables bandejas de entrada del correo electrónico hasta las reuniones que se alargan hasta el infinito, pasando por la larga lista de indicadores que tienen que rellenar para que se vigile su desempeño- todo esto antes de que puedan centrarse en su trabajo real.
Durante los últimos 50 años, los fabricantes han luchado por optimizar sus plantas de producción y agilizar sus sistemas productivos. Hoy en día, las empresas de todo tipo tienen la obligación de hacer lo mismo con sus oficinas.

La forma más efectiva para luchar contra esta selva de gestiones es trabajar bajo los paradigmas establecidos en la teoría de la complejidad. En BCG han trabajado haciendo un seguimiento de una muestra representativa de empresas de EEUU y Europa desde 1955.

BCG incluye en su estudio todos los niveles, desde los niveles de gestión más bajos hasta los consejos de administración en los que se hace el seguimiento de los objetivos corporativos. En dichos informes se calcula que la complejidad en las organizaciones se ha multiplicado por seis desde que iniciaron los informes. Ha habido una verdadera explosión de las normas autoimpuestas. En 1955 las empresas solían tener sistemas de control de la gestión que tenían entre cuatro y siete parámetros. Hoy en día, se controlan si se respeta el medio ambiente, si la empresa es respetuosa con la diversidad, si tienen un trato “decente” con los proveedores, etc, etc. En total, entre 25 y 40 parámetros más a tener en cuenta.

Bain & Company por su parte, estudiaron la “reunionitis”. Trabajaron con una muestra de grandes empresas donde sus gerentes gastaban en torno al 15% de su tiempo, una proporción que aumenta cada año desde 2008. Muchas de estas reuniones no tienen un propósito claro. Cuanto más se asciende, este aspecto empeora. Los altos ejecutivos pasan dos días completos a la semana en reuniones con tres o más compañeros. El 22% de estas reuniones los participantes enviaron tres o más correos electrónicos por cada media hora que pasaron sentados en la sala.
El correo es otra de las formas que incluye complejidad a la organización. Bain estima que el número de comunicaciones externas que los directivos reciben ha aumentado de alrededor de 1.000 por año en 1970 a alrededor de 30.000 en la actualidad. Cada mensaje obliga a “invertir un tiempo” y esta inversión puede perder el control si no se gestionan.
Algunos aspectos de la complejidad son inevitables. El objetivo de las empresas es ograr colectivamente lo que las personas no pueden hacer individualmente, por lo que se necesitan algunas reuniones y reglas para coordinarlos.

La complejidad menudo puede ser el precio del éxito: empresas que han pasado a tener un gran tamaño y operar en muchos mercados se enfrentan a problemas mucho más complicados que los más pequeños que operan en su propio terreno.

En cualquier caso,  Drucker explicó estupendamente como esta coordinación necesaria tiende a degenerar en desorden. Las reuniones se multiplican y el desorden se alimenta de sí mismo. Bain calcula que la adición de un nuevo gerente de nivel medio crea suficiente trabajo para la mitad un asistente.
El desorden está afectando tanto la moral como a la productividad. Teresa Amabile de Harvard Business School estudió las rutinas diarias de más de 230 personas que trabajan en proyectos que requieren creatividad. Como era de esperar, se encontró con que su capacidad de pensar creativamente disminuyó notablemente en aquellos días de trabajo que tenían que celebrar las reuniones. Aquellos  a los que les dejaban centrarse en sus proyectos sin interrupción durante una gran parte del día tenían unos resultados mucho mejores que sus colegas.
Una solución para el desorden es una limpieza general. Las grandes empresas necesitan tener campañas contra la complejidad interna: Jeffrey Immelt, jefe de General Electric, está tratando de introducir una "cultura de la simplificación", como parte de un plan para reducir los gastos generales del conglomerado gigante desde un máximo del 18,5% de los ingresos en 2011 a 12% en 2016.
Joe Kaeser, su homólogo en el archirrival de GE, Siemens, está suprimiendo un nivel de gestión completo del organigrama tratando de reducir el número de divisiones inferiores. Cuando el jefe anterior de Ford, Alan Mulally, se hizo cargo en 2006, pidió una auditoría de todas sus reuniones. Reemplazó a "reuniones de la semana" - cinco días de cada mes en el que los ejecutivos celebraron reuniones sin escala - con una reunión semanal.

La limpieza de primavera es necesario reforzar las políticas para detener el caos de gestiones que se acumulan. Aunque pueda parecer obvio, Intel, un fabricante de chips, sintió la necesidad de imponer una regla que dice: no hay reuniones sin un propósito claro.
Algunos empleadores están buscando nuevas formas para que su personal reduzca el ruido y el caos de gestión. Intuit y Atlassian, dos empresas de software, ofrecen a los trabajadores un tiempo fijo estipulado para que hagan las tareas de gestión. Volkswagen prohíbe a su personal alemán leer los e-mails de trabajo a deshoras e incluso BCG ha introducido disposiciones para que sus consultores estén  “outline" por las noches.
Perder el tiempo, perder dinero
La mejor manera de institucionalizar una simplificación de los procesos en las empresas es obligar al personal de administración a justificar cualquier burocracia que introducen. Como Bain señala, el recurso más valioso que muchas empresas tienen es el tiempo de sus empleados. Y sin embargo, por lo general, el tratamiento de tiempo de estos se realiza de una manera mucho menos profesional que la gestión de sus activos financieros.

Este artículo aparece originariamente en The Economist. Copyright 2014. Traducción de Javier Ruiz.

jueves, 7 de agosto de 2014

Los nuevos consultores

“Ya no importa ser el mejor sino ser diferente. Competir por ser el mejor es inútil, hay que ser único”
Michael Porter

martes, 5 de agosto de 2014

Capgemini e IFS

Más noticias de verano. En la continua carrera de las consultoras por orientarse a la implantación de soluciones tecnológicas, tenemos un nuevo acuerdo de Capgemini con la empresa de desarrollo de softfare de gestión IFS.
A quien no le suene IFS, es una empresa que lleva desarrollando soluciones desde 1983 y cuenta con 2.600 trabajadores.
Se sigue consolidando la tendencia de incluir en el portfolio de servicios de las consultoras socios tecnológicos que permitan a los clientes optar por proyectos "llave en mano" que aportan mayor valor.

Lo que no deben ser las consultoras.

Me gusta hablar en positivo. Siempre he creido que es más edificante plantearse lo que uno debe ser que lo que uno debe evitar.
Hoy hago una excepción con la consultora Europraxis. Por desgracia, la propia indefinción de las tareas que se realizan como servicios profesionales son el germen que se usa para operaciones oscuras.
El escándalo del caso del expresidente de la Generallitat Jordi Pujol no iba a ser una excepción. Que uno de sus hijos operara con una consultora que posteriormente fue absorvida por Indra con enormes beneficios para todos siempre deja la sensación de opacidad del sector.
Esperemos que todo pueda ser aclarado.
Para más información vía el Confidencial: http://goo.gl/OrJfm7

lunes, 4 de agosto de 2014

EY de compras.

Los chicos de Ernst & Young se han ido de rebajas y han comprado la consultora Single Consulting con 125 personas.
A ver si esto les permite llegar a los 50 millones de facturación en consulting para finales de este año. Eso al menos es lo que cree Manuel Giralt, socio responsable de consultoría.
Vía Expansión, El Confidencial y mi amigo D. Manuel Mostaza.