miércoles, 29 de abril de 2015

La consultoría impulsa las "big four"

El mejor dato de los cinco últimos años. Las grandes firmas de auditoría y servicios profesionales (Deloitte, PwC, KPMG y EY) dan por superada la crisis tras cerrar el ejercicio 2014 con un crecimiento de ingresos del 5,54%. Las cuatro Big Four alcanzaron una cifra de negocio conjunta de 1.727,4 millones de euros, frente a los 1.636,7 millones logrados un año antes.

Todas las grandes firmas registraron avances significativos, por encima del 5%, a mayor ritmo que en ejercicios anteriores. La que más creció, PwC. La enseña presidida desde la semana pasada por Gonzalo Sánchez cerró el ejercicio 2014 con un repunte de ingresos del 6,12%, hasta alcanzar los 518,1 millones de euros. Fue la única que superó la barrera del 6%, aunque EY se situó cerca, tras repuntar un 5,9% y superar los 309,5 millones de euros.

La tercera firma con mayor avance en 2014 fue KPMG, que incrementó su facturación un 5,09%, hasta 348,4 millones. La cuarta por crecimiento, pero primera en volumen de ingresos es, de nuevo Deloitte, que avanza un 5,02% y se sitúa en los 551,4 millones de euros.

Por áreas de actividad, la consultoría vuelve a ser el motor fundamental para el crecimiento de las cuatro grandes firmas, mientras que la auditoría repunta pero a mucho menor ritmo y pierde peso relativo en el negocio de las firmas.

En el pasado ejercicio, la actividad de consultoría de las Big Four creció más de un 10% y alcanzó una cifra de negocio conjunta de 495,3 millones de euros. Se consolida así como la segunda actividad que más facturación aporta y ya representa el 28,67% de su negocio, frente al 27,5% del año previo. Prueba de su relevancia son los movimientos corporativos cerrados en los últimos meses. Por ejemplo, KPMG integró en enero la consultora de estrategia digital ADN para reforzar su oferta en data & analytics y transformación digital. Meses antes, en julio, EY absorbió Single Consulting, que aportó 125 profesionales y cerca de 10 millones de facturación.

La consultoría seguirá reforzándose, previsiblemente, en los próximos ejercicios y recortando así distancias con la auditoría. Esta última línea de negocio repuntó el pasado año un 2,43% y supuso 769,1 millones de euros en ingresos conjuntos. Sin embargo, ante el empuje de la consultoría, su peso en el negocio de las firmas retrocede. Si a cierre de 2013 era el 45,9%, un año después representa el 44,52% del volumen total de ingresos de las cuatro grandes firmas.

Vía Expansión art 4 de abril