lunes, 4 de mayo de 2015

Buscamos 8000 consultores.

Un aumento en la actividad de las empresas de trabajo temporal y del sector de consultoría anticipa una mejora del mercado laboral. Y los últimos datos en ambos sectores son reveladores. El año pasado, Randstad Iberia superó los mil millones de facturación -1.086 millones de euros- por primera vez desde 2008; y Adecco, otro de los grandes grupos de recursos humanos que opera en nuestro país, cerró 2014 con 789 millones de euros en España, cien millones por encima del año anterior. El movimiento en consultoría es más que evidente: Accenture, Deloitte, EY, Everis, KPMG y PwC prevén incorporar en total 8.000 personas durante el presente ejercicio. Incluso las de menor tamaño mencionan cifras de contratación que se aproximan a las mil personas. Es el caso de Altran, especializada en el ámbito tecnológico, y que estima aumentar su plantilla actual de 2.500 personas, con 900 nuevos empleados; y AT Kearny, que es un ejemplo de lo que se considera consultora boutique -diseña proyectos a la medida para clientes- espera contratar veinte personas de aquí a final de año.
De un vistazo
Nos hallamos ante uno de los sectores más activos en la generación de empleo y, a juzgar por las cifras, casi inmune a los momentos más duros. Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), asegura que durante la crisis ha mantenido y, en algunos casos, aumentado el empleo: se han creado 25.000 puestos, algunos directos y otros indirectos. Conviene recordar que la consultoría es un banco de pruebas al que muchas empresas recurren para reclutar a sus candidatos: "Se han contenido los sueldos y reducido el margen, pero se ha priorizado la creación de puestos de trabajo. Consultoría es talento. El 70% de las personas que se incorpora a las firmas son universitarios".
Vía AEC, artículo Expansión.